Descubre cómo una reforma puede rejuvenecer tu baño, aportando frescura y sofisticación

Reformar un baño puede ser una excelente manera de rejuvenecer tu hogar, aportando frescura y sofisticación.

Un ejemplo de cómo estos cambios pueden transformar tu baño es optar por una paleta de colores neutros, con azulejos de metro blancos en las paredes y un suelo de cerámica imitando madera. Añadir un mueble flotante de madera clara con un lavabo de porcelana blanca y un espejo grande con iluminación LED puede aportar esa frescura y sofisticación deseada. Completa el look con grifería en negro mate y algunos toques verdes con plantas naturales.

Reformar tu baño puede ser una inversión significativa, pero los resultados pueden transformar este espacio en un oasis de relajación y estilo dentro de tu hogar.